Testimonio Marisol

Tras leer Eneagrama de la Sociedad, Carácter y Neurosis y Cambiar la Educación para cambiar el Mundo, descubrí el Programa SAT en un momento muy doloroso en mi vida. Luego de haber vivido una ruptura matrimonial, sentí que mi vida entraba en una crisis profunda y a la vez, sentí un llamado interno, intuitivo, a hacer de dicha crisis una oportunidad de crecimiento.

Fue así como decidí vivir la experiencia SAT con sentido de apertura y convicción, desde una necesidad existencial, fue así como viví intensamente los 10 días de trabajo integrativo, fue así como paso a paso comencé a sentir que la experiencia SAT trascendía de mi plano personal a lo profesional y comprendí que ningún cambio es posible en el hacer si no se inicia por el SER.

Desde entonces, la impronta SAT ha llegado a mi quehacer de Aula, de la mano del reconocimiento de lo importante que es Educar desde el Sentir, Pensar y Actuar, ya que, como seres tricerebrados, la integración del Padre, la Madre y el Niño, es vital a la hora de formar personas de manera integral. Hoy no sólo centro mi atención en el plano cognitivo, sinó también en lo afectivo e intuitivo, como pilares de mi labor docente y donde los aprendizajes que he ido generando a partir de Claudio Naranjo y el Programa SAT han aportado sustancialmente a mi vida en cuanto a: autoconocimiento, autoafirmación, conciencia de SER, autocrítica, trabajo de mi eneatipo y el deseo-acción de un mundo mejor.

Marisol Peñailillo
Profesora de Historia
Viña del Mar, Chile.