Testimonio Sergio

Yo siempre fui una persona demasiado egoísta, con muchas dificultades para empatizar con el sufrimiento de las personas que me rodean. Durante el trabajo terapéutico del SAT 1 pude darme cuenta, que la vida no es una constante búsqueda de placer egoísta, pude conectarme con mi mundo interior y con el mundo interior de los demás y hoy mis amigos me ven más reposado o quizás mas equilibrado. Siento además, que con cosas muy simples soy feliz, por ejemplo, el caminar por la cordillera sintiendo el verde intenso de los árboles, la transparencia del agua limpia y llena de vida… Después del SAT, pude acercarme más a mi hija y quererla como es. Hoy con más fuerza siento que el mostrarme ante mis alumnos como una persona más receptiva es muy importante y creo que de verdad lo hago, con más frecuencia que antes… en fin, hoy mi abrazo es más cálido y sincero.

Sergio Astudillo Retamal
Profesor de Artes Visuales, Talca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *